Entradas

De buena mañana. 7 de julio. Numérica.

Imagen
  (De buena mañana) Numérica - Con intención de ir al gimnasio, me dirigí primero al garaje para sacar el coche (primer oxímoron irresoluble para los puristas: ir al gimnasio en coche o en taxi). Son los garajes sitios de paso donde hay encuentros rápidos y circunstanciales porque de lo contrario se convierten en lugares propicios para el asesinato. ¿Quién no ha temido que lo mataran en la planta semioscura de un aparcamiento? En esa penumbra me encuentro a Fuendetodos. Es un hombre amable, risueño, con el que coincido por sorpresa en lugares insospechados: me topé una vez con él bajo una tremenda tormenta en Brujas, o en un velatorio o en un punto de reciclaje. Saludó cordialmente como siempre y mi mente empezó a pensar en números: de aquí no me libro en treinta o cuarenta minutos. La conversación, o el monólogo, mejor dicho, duró, en efecto, media hora. A ratos en semioscuridad, a ratos iluminados por los fluorescentes automáticos del garaje. Yo pensaba: para que me cuente esto, mej

Club Diógenes. Artículo de El Diario de Ávila. 26 de junio. Ceca.

Imagen
Artículo publicado en la sección Club Diógenes de El Diario de Ávila el 26 de junio.   Leer aquí

De buena mañana. 15 de junio. La huida.

Imagen
  (De buena mañana) La huida - De un tiempo a esta parte solo me encuentro gente que escapa, que huye, que muta. Vinieron unos alumnos a hacer un examen tras haberse marchado a la costa: es que en Ávila no hay nada, no hay negocios, nada. Otra persona me dice que si no coge un vuelo cada quince días, se muere. Por lo visto, cosa que yo desconocía, hay webs donde pagas un dinero y dos días antes de la partida te dicen el resultado, como si fuera un ginecólogo: va a tener usted un niño o una niña. Ahora las emociones vienen en forma de viaje inesperado: este fin de semana te vas a Bucarest, o a Tallin o Malta. Es un viaje modélico para los tiempos que corren: no hay que saber nada, no hay que preparar nada y, por supuesto, no hay que leer nada. Esas guías de viajes, que antaño eran voluminosas y llenas de datos artísticos e históricos, han desaparecido de las librerías. ¿Para qué vas a querer leer algo de 400 páginas si tu destino se sabe 24 horas antes? Luego, te das un paseo por Marrak

De buena mañana. 2 de junio. En su sitio.

Imagen
  (De buena mañana) En su sitio. - La plaza de toros de Las Ventas (llenazos a diario, resultados algo pobres en este San Isidro) funciona como un reloj. Lo que acontece en el interior forma parte de una liturgia antigua. Cambian los gustos, cambian los públicos y los actuantes pero la esencia es la misma. Resulta interesante comprobar esta liturgia fuera de la plaza, en las dos horas anteriores al comienzo del festejo. Y es que el aficionado se siente integrado en el rito y ha de realizar, aunque de forma más sencilla y menos supersticiosa que los toreros, sus particulares protocolos: el encuentro en tal recodo o junto a tal escultura, el café protocolario, la tertulia. Cada cual a su hora y en su sitio. Los críticos taurinos (Lorca, de El País, Barquerito, Inés Montano, Zabala, Aguado, Amorós...) van circulando casi una hora antes de forma solitaria. Lo hacen así como si no quisieran mezclarse con el público, evitando una contaminación de la crónica subsiguiente. Puntual, a las 18.15

Club Diógenes. Artículo de El Diario de Ávila. 15 de mayo. Cultura.

Imagen
 Columna aparecida en El Diario de Ávila el miércoles 15 de mayo Leer en este enlace: Diario de Ávila

De buena mañana. 28 de abril. Hijos todos de Francisco Rico.

Imagen
(De buena mañana) Hijos todos de Francisco Rico. Cada uno es hijo de su tiempo y mi tiempo, académicamente hablando, fue el de Francisco Rico. Me temo que los actuales estudiantes de filología no acuden a aquellos excelsos y amarillentos volúmenes que dirigió el profesor Rico para la editorial Crítica: Historia y crítica de la Literatura española. En aquellos momentos internet iba a pedales y no servía de mucho. Así que estudiantes, investigadores o curiosos necesitaban unos compendios donde aparecieran las principales investigaciones y adelantos sobre la literatura de cada época. Fueron 9 volúmenes (aparecidos los últimos en mi época de estudiante en Salamanca) a los que se acompañaban unos suplementos donde se actualizaba toda la bibliografía. Para estudiar todo examen de la carrera yo empezaba siempre con uno de estos Paco Ricos (así los llamábamos). Después iba avanzando. Aunque fue catedrático de la Universidad de Barcelona (toda una pica en Flandes), tenía este docto personaje un

Club Diógenes. Artículo Diario de Ávila. 3 de abril. Viajeros

Imagen
 Artículo publicado en la contraportada de El Diario de Ávila dentro de la sección Club Diógenes. Viajeros

De buena mañana. 17 de marzo. Comido por servido.

Imagen
(De buena mañana) Comido por servido. - La servidumbre gastronómica, la cocina y la restauración mantiene en la sociedad actual dos polos opuestos. Hay, por una parte, una burbuja evidente. Se dice mucho eso de que no hay dinero pero, vaya donde vaya, me encuentro terrazas, bares y restaurantes hasta la bandera. Hay, por otra parte, otro sector opuesto que mira con resquemor a quien pasa unas horas frente a unos platos en compañía de alguien. A mí me gusta comer pero no me gusta hacer que como, mostrarlo por aquí y por allá o pensar, como es frecuente ahora, que todo es experiencia, todo es emocional. De hecho, yo que soy incapaz de hacer un filete a la plancha, puedo admirar la técnica y la preparación pero las habilidades culinarias no las considero, por mucho que se empeñen, ningún arte: hay, como decía, una técnica, un esmero un oficio y una experimentación. Y un resultado. Pero lo que te ponen en el plato no es un Caravaggio ni la quinta de Mahler. Ayer estuve en uno de esos resta

Club Diógenes. Artículo de El Diario de Ávila. 6 de marzo

Imagen
 Artículo publicado en la contraportada de El Diario de Ávila el miércoles 6 de marzo. https://www.diariodeavila.es/opinion/z995db884-e014-bbab-5688845614dd0189/202403/ese-olor